Dolor

¿No te cansas de hacer idioteces?

Durante toda mi vida, pensé que mi tío Pepe era un mustio amargado...

¿No te cansas de hacer idioteces?

Era muy raro de carácter, vegetariano, amante del New Age y de las artes marciales. Hacía ejercicio, vaya se veía serio. Incluso lo era. Siempre me pareció una especie de ogro, porque nos reprimía para muchas cosas: "El alcohol mata", "La carne es caca", "Las verduras y las frutas y el glúten y la soya"

Y vaya que, para mi adolescencia, eso no era mi hit...

Durante un tiempo en la prepa, fuí muy pedo. A razón, claro, de los problemas que tuve en esa época. Para entonces, fué también una época muy bonita: cada viernes, saliendo de clases (íbamos en la tarde) un profesor al que estimo mucho nos invitaba a pistear, y acabábamos en el "Donato's Club" (el cuál, no era más que la casa de uno de los compinches del salón) donde tomábamos hasta las 2 o 3 de la mañana... Cabe destacar que dicho lugar quedaba como a media hora de mi casa, y como todo me lo gastaba en el pisto, me tocaba irme caminando...

Cuando me enteré que V estaba embarazada, me espante. Una vez me preguntó una chica "¿qué sentimiento te embargó cuando supiste que ibas a ser padre?" Ahora sé que fué miedo. A no saber qué hacer. A enfrentar esa responsabilidad. A tener que casarme. A enfrentar a una pinche sociedad donde todos te señalan y no tiene una puta idea de lo que haz pasado. A eso tenía miedo.

Cuando hablé con mi madre para comunicarle la noticia (fué por teléfono porque ella estaba en León) me comunicó con mi tío. Él era el mayor de su familia. Sólo recuerdo esas palabras (más o menos, del coraje hasta se me olvidó, pero el contexto fué el mismo): ¿No te cansas de hacer idioteces? No supe qué decir. Me dió un escalofrío de esos cuando no sabes qué hacer. Sentí dolor, no por las palabras, sino de quién vinieron. Pude haberle mentado su madre, decirle que qué puto derecho tenía él de decirme eso.

Pero me quedé callado... Y sólo atiné a despedirme...

No sabía que esa vez sería la última que yo escuchara su voz. Falleció a los dos meses. Debo ser sincero: me dolió su muerte, aunque no tanto como yo esperaba.

Ahora, poco después, me entero que tuvo dos hijos. Igual que yo. Dos hijos con dos mujeres distintas. Caraxo. ¿Han visto ese comercial de Telerisa? Donde el güey dice "¡Qué razón tenías papá!" Bueno, ahora entiendo de alguna manera el por qué me lo dijo. Parecía que se estaba hablando así mismo... Y bueno, le había dicho a mi primo el mayor (de esa familia) que me gustaría conocerlos... Pero me dijo algo muy cierto: "tal vez los saques de una realidad en la que ellos creyeron toda su vida" Y si, tal vez... Y mejor lo dejaré por la paz... Aunque, debo confesarlo, me quedaré con las ganas de conocer a sus hijos... O quién sabe... Capaz que ya los conocí, pero nunca lo supe...

Y bueno, más que su muerte, me dolió que no me haya advertido cómo podría haber sido mi situación, que no me advirtiera qué camino tomar... ¿Por qué? Porque ahora entiendo que él no fué feliz... Que siempre vivió con ese peso... Y que tal vez, sólo tal vez, por eso se dejó morir...

¿No te cansas de hacer idioteces?

Si tío... Ya me cansé... ¿Contento?

Things have never been so swell, I have never failed to feel... Pain!!

23 comentarios:

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Tal vez mis primos me acusen de loco al escribir esto... Y a lo mejor mis tíos me crucifican...

Ni modo... Todo es un "tal vez"

Y bueno, mil disculpas por no contestar siempre los comentarios, de verdad que nunca me habían puesto tanto trabajo como en éstas fechas...

Cheers...

marichuy dijo...

Anarquista

Así pasa querido, uno viene a darse cuenta que a pesar de lo pensado se quiere a la gente, lo malo es que esto casi siempre ocurre un poco tarde.

Curioso, el tío bien sano y se vino a morir, quizá antes de lo pensado.

En algo tenía razón, sabes? Nunca nos cansamos de hacer idioteces.

Un abrazo fuerte

MauVenom dijo...

Quizá tu tio te debió de haber dicho eso y luego contado su experiencia para que te quedara un poco más claro

sí nos cansamos de hacer idioteces pero...

las hacemos de nuevo.

Suzette Matadamas dijo...

Orale!
Me dejaste de a seis.
Pues sí, éso sucede y conforme crecemos nos damos cuenta que los consejos que no quisimos escuchar eran sabiduría en bruto!

Es lamentable el hecho de que la gente también no pueda decirte abiertamente que su problema ya lo ha vvido, y lo que lo llevo a ser la persona que es hoy en día.
Quizás si lo hubiera dicho en ése momento él se hubiera sentido aliviado, porque era algo que estaba a punto de estallar, puesto que (me supongo), la frase que te dijo lo hizo tan enérgicamente, debido a tanta frustación contenida.
Quien sabe. El hubiera no existe, ya estamos aquí.

Karlyle dijo...

Anarquista:
¿Tienes sobrinos?

Saludos!!

Rous dijo...

Velo por este lado.... y si no fuera por iditeces no tendrias a dos personitas importantes en tu via :D saluditos simples

ANYELYT.. dijo...

Hay niño si cuando te dijo a penas algo le cortaste que más podria decirte no le diste tiempo ni te diste tiempo en fin.
Just learn to control it and enjoy it all even if they feel a child lives with life rather than living life with you.
SALUDOS niño.

Jolie dijo...

el dolor a veces es lo que nos trae enseñanza, a veces entre las tonterias que hice o que dije alguna ocasión traje dolor a alguien o yo sola me dañe


... uno se cansa, tal vez
estamos conscientes ... eso es un avance

¿hasta cuando?

en cabeza ajena nadie experimenta, creo que hay que irse tropezando cada vez para aprender


besos superestrellas :P

NTQVCA dijo...

No creo que los errores los cometieras con conciecia de que no era lo mejor para tí, deseo que las decisiones que tomes en adelante sean mejores, pero sobre todo que te perdones y no cargues pesos que no tienen caso.

tnf25 dijo...

si no hacemos idioteces en al vida no aprendemos un carajo…solo que hay que procurar no hacerlas tan grandes

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Marichuy:

¿Sabes? Era muy sano... Y dicen que murió de una enfermedad que ni al caso...

Tal vez murió de tristeza... O no sé... Sólo sé que se dejó vencer...

Un abrazo querida Marichuy!!

Tocayo:

Pues si... Bien dicen que somos los únicos animales que tropezamos con la misma piedra dos veces...

Y bueno, tal vez -reflexiono -si me hubiera dicho algo de eso, gracias a mi inmadurez, no lo habría entendido...

Era un volado... Pero como ya no se puede remediar, no me queda más que resignarme...

Un abrazo Tocayazo!!!

Suzette:

La cosa es: compartir... A lo mejor él era una de esas personas que se come todo... Es decir, se guarda todo... Y así no se puede avanzar...

Un abrazote Matadamas!!

Karlyle:

No... Pero tengo hijos... Y la cosa es, que yo a mis hijos si los veo en el mismo camino, si los trato de orientar...

Tal vez, no sé... Son cuestiones muy diferentes... Pero él no tomó en cuenta que mi padre valía madre en ese tiempo... Y bien pudo adoptar una posición a ese respecto...

No lo hizo: ni modo...

Un abrazo mi Kar!!!

Cheers...

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Rous:

Sabes?? Tal vez si... Pero esas personitas no van a tener un padre normal... Una vida normal...

Y eso es lo que me parte el alma...

Un abrazo mi Rous!!!

Any:

Pues... La cosa es que tuvo todo el tiempo para aclararlo... Y yo estuve toodo el tiempo esperando... Tal vez el pinche orgullo que nos nace en la familia nos impidió hacerlo... Y si... Aprender a controlar todo eso está cañón...

Un abrazote mi querida Any!!!

Querida Jo:

Los avances, aunque de a poco, si se notan al paso del tiempo... Y bueno, tienes razón con eso de la cabeza ajena... Lo malo, es que tendría que estar enfermo para saberlo... Y creo que todavía no es mi turno...

Espero...

Un kitsch grande Sirena...

Cheers...

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Señorita NTQVCA:

Bueno... El peso de la culpa es muy difícil de olvidar... Y bueno, a veces las añoranzas me regresan al hoyo... Pero lo bueno que para salir de él, ya me sé el camino...

Era muy inmaduro, muy chico... Y los errores forjaron un poco mi carácter incoherente...

Un abrazo señorita NTQVCA...

Toño:

Lo malo es que muchas veces no medimos el tamaño de nuestras acciones... Y lo peor, es que nos llevamos a mucha gente que ni la debe entre las patas...

Eso, mi amigo, es lo peor que puede pasar al cometer idioteces...

Un abrazo!!!

Cheers...

DIANA dijo...

MI estimado Anarkista:

Creo que uno deja de decir idioteces cuando va madurando...yo aun las hago y las digo, que caray...

Sabes..el peso de la culpa es de lo mas agobiante, yo sé que es eso y se paga con creces hasta que un dia dices: basta! porque he de culparme de algo que ya pasó y no puedo cambiar?

Uno extraña a quien de verdad nos hace ver las cosas de otra manera, espero que el recuerdo de tu tio te reconforte.

Besos!

la MaLquEridA dijo...

Bueno, eso de hacer idioteces, como que no se me da mucho, ja!
Pero igual las hago, nomás que no muy seguido.
No te preocupes, tu tío está donde debe de estar, ni más, ni menos.



Saludos, se te extraña.

Dendrita dijo...

Y es que hay palabras/consejos, que sólo se pueden pronunciar después de haberlo vivido. La experiencia habla.
Saludos!!!

Uno de los Condenados dijo...

jajajajaja de hecho que numero o talla de anillo eres? saludos

Mafalda Marinela dijo...

Como quiera que sea tus actos te han dado las dos cosas más maravillosas que pudo haberte dado la vida; tus hijos!!

Asi que ni tn idiota, que no? besos

Amiel dijo...

Por un momento crei que tu texto tendria el tono de aquel que le atribuian (hazme el favor) a Borges

''si viviera de nuevo, cometeria mas errores''

Que alivio leerte y ver que no es asi.

No dijiste lo politicamente correcto, dijiste la verdad, y la manera en que ha funcionado a ti.

Pero sobretodo, la humildad (¿sabiduria?) de reconocer que no se trata de hacer lo que uno quiere y ser feliz con ello, sino de abrir bien los ojos y tratar de ver de donde vienen los trancazos (y sobretodo, por que)

Gracias por tu post, Mau, anarkista querido

Besos golpeados
A.

El gran Gatsby dijo...

Me da cosa escuchar cuando la gente admite sus errores. Porque nunca admitimos lo que realmente importa. “La verdad, lo peor que hice fue mentirle a tal persona”. ¿Y por qué mentimos en ese momento? Un poco de franqueza.

Es muy difícil que una persona admita los errores que realmente duelen. Un “yo robé”, “yo la lastimé” o un “yo deseé que se muriera”. Todos lo sentimos, sin embargo, decidimos enterrarlo en lo más profundo de nuestros pensamientos y convencernos de que nosotros no somos así, pero por pendejos

que ese instinto agresivo de equivocarnos no entra en nuestra rutina. Que no somos tan humanos. Olvidamos cuando realmente fuimos racionales y sacamos todo lo peor de nosotros, y fallamos.

over and over

de una vez, aplaudo Admitámoslo, nosotros también nos equivocamos y las pendejadas cuestan

CatrinA dijo...

Cuando anda x la vida n idiotes, tras idiotes, como q nos vale, al fin y al cabo,nomas uno la caga, pero las idioteces cambian cuando hay jijos d x medio, x k siempre s en ellos n donde caen los errores de uno, quizás, tu tio llevaba una "vida sana"; pero las idioteces q hizo fueron mas pesadas, mas dañinas y el resultado ya lo conoces!!

Asi q' de las idiosteces, nomas pal aprendizaje y a cometarlas lo menos k se pueda, my dear!!!

bxoxox y apapaxoxoxox

lena dijo...

¡Un gran descubrimiento!
Besazos.
Lena

iL Hell Dogma dijo...

sabes, eso es lo mas fuerte: el miedo y a veces desilusion porque quien piensas te va a apoyar o al menos comprender es quien mas te crucifica, o que el apoyo conlleva ciertos intereses poco claros.

creo que el hacer "idioteces" es lo que nos hace disfrutar mas de la vida y estar mejor preparados.