Despertar

Tal vez, el momento más difícil del día -sobre todo para mi -es a la hora de levantarse. ¿Porqué dá tanta güeva despertarse? Aún con este calor que ya en la mañana se siente... Sin embargo hoy, me desperté de ánimo. Mi personalidad está muy bipolar estos días... Unos días de buenas, otras de malas, otras simplemente x.

El cielo se nubló. Para algunos es deprimente. Pero sorprendentemente para mi, lo malo resulta bueno: me gustan los días nublados, me gustan las películas de terror (Saw, por ejemplo, saca lo peor de mi), me gusta reirme de la facha (más no de la desgracia)... Me bañé y puse Every breath you take de The police. A eso siguió Abarajame de Illya Kuryaki & the Valderramas... Según esto, significa "acariciame el cuerpo", lo ví en un post de Yahoo! Answers... Salí y tomé un camión (estos días no tendré auto, se averió) y me dirigí al trabajo. Llegué y como hombre invisible entré, aunque la magia se terminó llegando a la oficina: mucho trabajo.

Hablaré hoy de la traición. Hace unos cuántos blogs prometí que hablaría del tema. La traición es la falta a un compromiso. Podemos traicionarnos incluso a nosotros mismos. Faltar a nuestros principios puede ser cosa de todos los días: no pagar una deuda, no ir a una cita, no cumplir con el trabajo a tiempo. Estamos traicionando a las personas. Ahora bien, hay de traiciones a traiciones (como la de nuestros diputados, los cuales traicionan nuestra confianza muchas veces) sobre todo en el trabajo. Yo puedo decirles que, en un trabajo, hay pseudoamistades, no confíes mucho en la gente, tiende a traicionarte con sus estupideces. Sólo convive, es más fácil, dale a la gente por su lado. No fraternalices mucho, tiendes a decepcionarte después. Cuando más piensas que puedes confiar en alguien ¡zas! te da en la torre. Ahora bien: no te aisles. Utiliza a la gente para tus fines (ya que ellos, en algún momento te utilizarán) ¿porqué tan superficial? Porque cada trabajo es un engranaje, un reloj (ja, me acordé de la película Los increíbles) ya lo he explicado, eso de la vida biológica y mecánica. Tu eres reemplazable, sinónimo de traicionable.

Esas traiciones tienden a perdonarse. Pero las de la vida biológica no. Nunca hagas lo que no te gustaría que te hicieran. Mejor hablar claro. Esas ya son cuestiones profundas que cada quién sabe... Bueno mis estimad@s tengo algo de trabajo. Supongo que ustedes también, así que dejen de perder el tiempo. Ya escapé a mi inmundicia. De hecho, al despertar cada mañana, es como un reset a mi estado de ánimo. Si mi cerebro empieza bien el día, estoy de buenas todo el día. Pero todo depende cómo acabe, porque si lo acabo mal, ya valio chetos el día.

Guiarme por sus palabras fue mi triste perdición... Perderme en sus miradas, me hizo recordar que no soy nada...

No hay comentarios: